22 de junio de 2009

Trenes

Tren en la nieve, Claude Monet (1875).


En la vida hay momentos en que tenemos la sensación de que hemos perdido algunos trenes....
Sentimos que hay oportunidades que hemos dejado pasar de largo, bien porque no hemos sabido verlas o porque no nos parecieron adecuadas en su momento.

Tengo amigos que afirman que no se arrepienten de nada de lo que han hecho, sino de lo que no han hecho, y cuando me dicen esto yo pienso en esos trenes perdidos, esas oportunidades que no fueron nuestras, pero que pasaron a ser de otros que tal vez sí las aprovecharon, ya que todos los trenes acaban encontrando sus pasajeros.

Por eso prefiero pensar que no soy un pasajero esperando en la estación a que llegue su tren, sino que yo misma soy el tren, y me muevo por las estaciones, de forma que si no es en ésta, será en la siguiente, pero tarde o temprano alguien sentirá que puedo llevarle a algún sitio interesante y subirá.

Así que, mientras tanto… Más madera!

17 comentarios:

PJW dijo...

Mis trenes...cinco cada semana.
Esos son los únicos que no pierdo.

Buena reflexión para empezar el verano.

Besos y letras.

Sara dijo...

Subirá y no se volverá a bajar.
Besicos, cielo.

iris dijo...

ese tren que recorra las estaciones desde dentro hacia afuera, desde lo conocido hasta lo desconocido, desde este punto...
hacia la felicidad...


un besote

Ana R. dijo...

Cada uno somos las sumas de nuestras experiencias (o de nuestros trenes), así que más vale no arrepentirse porque sino no seríamos quienes somos.

Dentro de poco llegarás a una estación genial. Besos

isobel dijo...

di que si, unas veces tu seras el tren y otras el tren te llevara a lugares desconocidos para que puedas conocer compañeros importantes en tu viaje, besitos

4gigas dijo...

Road To Happiness!!!

Besos!

MONICA dijo...

Letras llenas de vitalidad y optimismo. un abrazo y feliz viaje

Isabel dijo...

Una vez perdido un tren, el único consuelo es que otro lo tomará por nosotros. Además, siempre vuelven más, uno u otro será el nuestro. Besitos.

sibenik dijo...

Seguro que llegan los trenes en la estación de la esperanza. Pero no llegaran ellos, llegarás tú a ellos si lo visualizas y te convences de ello. Seguro que llegan y lo aprovechas.

Un beso!

kat dijo...

Buena decisión..., así decidiras tu en que estación parar...;)
Besitos

Café con Agua dijo...

Eres una artista hermana!!!

Ainssss que cosas tan lindas que escribes wapa...
Mil besos desde el sur, y abrazo fuerte!

MONICA dijo...

Hola!¿Cómo estás?, sólo pasaba para saludarte y dejarte un abrazo, tal vez estés de vacaciones. Besitos y feliz verano.

erick* dijo...

- alguien sentirá que puedo llevarle a un sitio interesante y subirá-.

"pero que no se colen sin pagar ninguno" ^^jah!

me ha encantado mucho tu entrada(tu blog en gral.) y ese optimismo que le pones.

Mas madera pues.
:)

Anónimo dijo...

Cuando tenemos cerca la primavera, mientras el invierno austral se desvanece, sus palabras leiadas al azar por mi "debilidad" por los trenes, me han impresionado,tiene la sensibilidad propia de quien escribe para hacernos sentir tan indefensos ante las palabras que van mas alla de los sentimientos
Enhorabuena, seguro que llegar el tren de su vida... no lo pierda y es que la vida nos da pocaas oportunidades
Josep

Sara dijo...

Irene, por dónde va tu tren?

Anónimo dijo...

Estamos en la primavera, no volvio a escribir en su blog, una lastima porque sus palabras invitan a la reflexion, no olvide hacerlo
Josep

MONICA dijo...

¡Hola Irene! ¿cómo estás? te echo de menos, espero que te sientas bien y el viaje continúe bien. Un abrazo